citizen teatro chevere

CITIZEN, de la compañía de Teatro Chévere. Encuentro con la compañía y función. Teatro gayarre, 14 de noviembre de 2015. Comentario por Maitane Pérez

Cuando llegamos al teatro el director de la compañía, Xesús, estaba allí, cosa que fue una sorpresa incluso para Grego, y fue una suerte enorme. Él estuvo hasta que empezó la función con nosotras, y nos habló mucho acerca de la compañía, la obra, y la situación del teatro en Galicia, y en España en general.

Con respecto a la compañía nos contaba que ellos son productora, es decir, producen y gestionan sus propios montajes. Durante muchos años tuvieron un teatro propio, La Nasa, pero recibieron muchos ataques (incluso denuncias judiciales) por parte de los políticos de derechas, hasta que al final éstos ganaron las elecciones y eso supuso el cierre del teatro. Desde entonces comparten sala en un pueblo pequeñito con otra gente, y siguen peleando por sacar su teatro adelante.

Hablamos de la obra. Es la primera parte de una trilogía, o como él decía “una obra en tres capítulos”. Nos contó que se propusieron un proceso de trabajo largo y decidieron ir estrenando en diferentes fases. Algunas de las partes, como esta primera y en cierta manera la segunda, tienen cierta autonomía y pueden ser presentadas en solitario. Pero él admite que fue al acabar las tres partes cuando realmente la obra cobró su verdadero sentido.

En la última parte dejaban el final abierto y preguntaban al publico directamente acerca de posibles finales y de sus opiniones. Es un final muy curioso, que según nos dijo a veces dio muy buenos resultados y otras veces provocó que algún que otro espectador se indignara un poco.

Hablamos también de la situación de las compañías en España en general, y él hablaba de que ocurre una cosa y es que parece que una obra tiene que pasar por Madrid sí o sí y tener una buena acogida allí para poder vender en el resto de provincias, que si no has pasado por Madrid a los programadores de los teatros de provincias no les interesa.

Por supuesto pasar por Madrid supone unos gastos y un esfuerzo que muchas veces las compañías no pueden realizar. Y decía que hay que hacer algo con respecto a eso, y que eran muy interesantes este tipo de encuentros para conocernos directamente entre compañías y productoras de diferentes provincias, con las posibilidades que eso puede abrir para mover nuestras obras, al margen de tener que pasar por Madrid.

Después de estar largo rato hablando con Xesús nos acercamos al escenario a saludar a los actores. Fueron muy amables y muy atentos. Nos explicaron el sentido de una líneas que estaban marcando en el suelo (que resultó ser un mapa, que mas tarde en la función, proyectado en la pared, iba registrando los pasos de los protagonistas), y nos hablaron de la compañía, de que oficialmente son cuatro miembros en una SL y contratan al resto del personal que necesiten (la trilogía completa, por ejemplo, requiere más actores).

Les dejamos que se prepararan y salimos fuera con el director, que en seguida también tuvo que irse con Grego.

Empezó la función. Una entrevista entre una periodista con ideas contrarias al consumismo y el capitalismo, y Amancio Ortega, que en el momento en el que se sitúa la acción acaba de empezar su negocio como quién dice. Una entrevista en la ella pone en duda las ideas de él, pero que poco a poco lleva al espectador a no tener tan claro quién es el “malo” o si las razones de Amancio eran lícitas, etc. Supongo que ésto se volverá mucho más interesante, como bien nos decían, pudiendo ver las otras dos partes de la trilogía…

En mi opinión personal, la obra se me hizo un poco pesada. Empezó bien, con unas conexiones divertidas entre la muerte de Franco y ciertas investigaciones acerca de su última palabra antes de morir: “globalization”. Después describían algunos hechos ficticios para llegar al punto en el que ésta chica se encuentra con éste hombre en una de sus tiendas, y hasta ahí la propuesta fue interesante.

Pero después, cuando la entrevista empezó a serlo todo, a mí se me hizo largo. Una discusión en toda regla sobre el consumismo y la globalización, pero demasiado explícito para mi gusto, demasiado teórico, todo texto, con unos cambios de posición (física) que no aportaban mucho. Después describían una relación entre ellos de una manera original con una grabación y eso volvió a tener interés escénico para mí.

Pero todo el gordo de la obra que fue la entrevista fue un poco pesado en mi opinión. Vuelvo a remarcar que seguramente sería muy interesante ver las tres partes seguidas. Es una pena que no se programen así.

La obra tuvo partes que me engancharon y otras que no tanto, pero fue interesante, la puesta en escena y la idea, y creaba interés como he dicho para querer ver las otras dos partes. Pero sobre todo fue muy interesante el encuentro con la compañía y con su director, que remarco fueron amabilísimos con nosotras.

Anuncios