Etiquetas

, ,

AISGE estudio situación actores en Espana

Reproducimos un artículo de Napae que se publicó en el Diario de Navarra el pasado miércoles 29 de enero, en relación con el informe de AISGE sobre la situación laboral de los profesionales de las artes escénicas.

Precariedad e intrusismo

Entendemos que el informe confirma una situación que quizá se ha visto agravada por la crisis económica pero que, en términos generales, siempre ha sido precaria para la inmensa mayoría de los artistas. Desde nuestra asociación abogamos por que los profesionales de las artes escénicas reciban la retribución justa por su trabajo y cuenten con la cobertura laboral y legal propia de cualquier profesión. En la sociedad se tiene a veces una idea equivocada de lo que supone querer vivir de las artes escénicas. Sólo una mínima parte de artistas privilegiados obtienen grandes ingresos. La gran mayoría tiene un ciclo de trabajo discontinuo con el que resulta muy difícil mantener un nivel de renta estable. Dada la situación actual de la industria cultural, las producciones son modestas y los cachés que el mercado paga por los espectáculos a menudo dificultan el mero de hecho de cubrir costes y rentabilizar la inversión que supone cualquier proyecto escénico. Esta precariedad se traslada luego a toda la cadena laboral.

Por otro lado, consideramos que no se hace un esfuerzo suficiente por diferenciar el mercado profesional de la práctica aficionada de las artes escénicas. En este punto, consideramos que existe un grado importante de intrusismo y actividad encubierta que no contribuye a que los profesionales puedan subsistir con dignidad. Nos parece absolutamente necesario que cualquier persona tenga la libertad de dedicarse a una tarea creativa, pero al mismo tiempo hay que establecer con claridad la distinción entre lo que es una profesión y una actividad lúdica o formativa. En ese sentido, creemos que todos los agentes implicados en la industria cultural, y comenzando por la Administración Pública, hemos de velar por que productores, programadores, distribuidores, técnicos y artistas cumplamos con la normativa vigente y exijamos la preceptiva acreditación empresarial y laboral a quienes ejercen esta actividad de manera profesional. Creemos que es la única apuesta posible de futuro para que exista un sector de artes escénicas con capacidad de generar riqueza, estabilidad laboral y valor cultural.

Anuncios