¿A quién le importa…?

A NAPAE (Asociación de profesionales de las Artes Escénicas de Navarra) le importan, y mucho, todas las decisiones económicas y culturales que se están tomando en nuestra comunidad.

Somos conscientes de que estamos viviendo una crisis que nos afecta a CASI TODOS pero en nuestra comunidad, a diferencia de otras que sí han protegido a sus artistas locales durante los años boyantes, en la nuestra, llueve sobre mojado y estamos a punto de ahogarnos, de asfixiarnos… Con el poco oxígeno que nos queda pero con las ilusiones intactas, queremos denunciar todas las injusticias económicas y culturales que está sufriendo la sociedad navarra y reivindicar nuestros derechos como artistas y como ciudadanos.

Federico García Lorca escribió, allá por el 1931: “Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos”· Claro que él no atacaba con los fusiles que lo mataron sino con palabras, palabras que emocionan, que enamoran, que hacen pensar… Y añadía: “Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social”.

Casi un siglo después, es frustrante reconocer que todavía existen quienes quieren convertirnos en máquinas al servicio de los mercados y del consumo, es desesperante comprobar que todavía existen quienes pretenden engañar a la población diciendo que, en el orden de prioridades en tiempos de crisis, la Cultura debe estar en el último lugar. Y el miedo, el terror  de NAPAE, es que a fuerza de decirlo y a fuerza de desprestigiar a los que intentamos comunicarnos a través del Arte con la intención de crear un mundo mejor y más bello, la población acabe por creerles y todos acabemos por convertirnos en máquinas que trabajan y consumen en lugar de ser, naturalmente, personas que aman y piensan.

NAPAE pide a gritos, ¡CULTURA! y para ello, NAPAE pide a gritos: ¡TRABAJO! Como lo piden periodistas y electricistas, ¡TRABAJO! Con el mismo derecho que el resto de trabajadores y la misma vehemencia con la que “el pueblo pide lluvia para sus sementeras”.

Aunque existen presupuestos públicos irracionales y muy difíciles de defender nuestros responsables políticos y como consecuencia, la propia sociedad, se sigue inquietando ante la petición de un digno y justo gasto público destinado a Cultura. La inseguridad engendra miedo y el miedo está corroyendo la confianza y la interdependencia en la que se basan las sociedades civiles. Es muy fácil detectar y describir los privilegios privados, lo realmente difícil es calcular el abismo de miseria pública en el que estamos cayendo.

Ya no se trata, solamente, de que en Navarra exista o no una RED de exhibición teatral, no se trata de construir o no construir casas de cultura que luego no pueden mantener su actividad cultural, ni siquiera, de subir o bajar el IVA, tema con el que podríamos alargarnos otros tres párrafos más, se trata de recordar y recordarnos que la Cultura NO es un hobby, es un derecho. Por eso nos preguntamos,

¿A quién le importa la Cultura en Navarra?

NAPAE

Anuncios